alameda

Desde la carretera panorámica hasta la Plazuela del Baratillo puede recorrerse la Calle de la Alameda, dentro del barrio del mismo nombre.

Casi al inicio de esta calle se encuentra la Escuela Preparatoria Oficial de la Universidad de Guanajuato que funciona en este edificio desde 1971 en donde jóvenes de todo el estado pueden prepararse para realizar estudios profesionales en distintas áreas de ciencias, artes y humanidades.

Continuando por la Calle de Alameda, nos salen al encuentro varias vías y túneles que parecieran meternos en un laberinto, pero que nos otorgan gratas experiencias para conocer Guanajuato desde incontables ángulos.

Así, podemos adentrarnos en Mazaguas, donde hay estrechos caminos hacia el Callejón de Carcamanes o, podemos encontrarnos en dos distintos puntos con el túnel Ponciano Aguilar, que se ramifica en dos caminos, uno llegando a la Panorámica, y el otro, debajo de la Calle Alameda, a unos pasos de salir a la Plaza del Baratillo. En todos estos caminos no pueden faltar las maravillosas vistas que nos obsequia este paisaje intrincado.

En este barrio se encuentran el Callejón del Buen Viaje y el templo del mismo nombre, en el cual se venera una de las imágenes más antiguas y con más tradición en la ciudad desde hace más de dos siglos.

La figura de Jesús crucificado conocida como el Señor del Buen Viaje llegó a Guanajuato en 1756 traída por el español Domingo Somoza, quien seis años antes corrió muchos peligros en el mar para llegar a nuestro país y según la tradición, fue la imagen quien los trajo sanos y salvos a la Nueva España. El español mandó construir una capilla para la imagen en estos terrenos.

En 1873 el presbítero Lucio Marmolejo bendijo el templo reedificado para continuar el culto al Señor del Buen Viaje, a quien se le hace su fiesta anual cada último domingo de agosto. Como parte de estos festejos se realiza una carrera de atletismo que recorre el Barrio de la Alameda.

REGRESAR