Atalaya de la Presa de la Olla

La Atalaya, o puesto del vigía, se levanta airosa en uno de los rincones de la cortina de la presa que da servicio a la población desde finales del siglo XVIII.

Este elemento se construyó con el objetivo de observar el nivel de agua del vaso de captación, especialmente en las fuertes avenidas de la misma, pero ahora sirve de escenario a distintas representaciones que los lugareños realizan de tiempo en tiempo.

Así, cada año en el mes de junio, se puede disfrutar de las competencias de clavados durante las fiestas de San Juan y Presa de la Olla. También ha formado parte de puestas teatrales y eventos musicales.

Es en sí mismo un elemento emblemático de su entorno, que enriquece el pintoresco escenario con iluminación en su interior, deleitándonos todas las tardes al culminar el célebre Paseo de la Presa.

La Atalaya de la Presa de la Olla nos invita a hacer dicho recorrido y disfrutar la estancia en esta histórica zona de la ciudad.

REGRESAR