Calzada de San Agustín

Esta Calzada hoy en día es el Paseo de la Presa. Tiene sus orígenes hacia 1795 cuando el Ayuntamiento ordenó la construcción de una gran calzada desde donde terminaba la ciudad en aquel entonces, en la Hacienda de San Agustín – hoy Embajadoras – hasta la Presa de la Olla, con lo que se generaba un hermoso paseo que antes estaba formado simplemente por veredas.

Quien influyó para que se terminara definitivamente esta calzada, fue el Intendente Juan Antonio de Riaño quien se defendiera sin éxito -al frente de los españoles- en su gran obra, la Alhódiga de Granaditas.

Sobre esta calzada comenzaron a construirse regias mansiones que eran casas de campo de la burguesía de Guanajuato, quienes tenían sus casas principales dentro de la ciudad antigua. Las casas más notables fueron construidas de 1846 a 1910. Actualmente encontramos en este paseo hoteles y restaurantes que dan un excelente servicio a los habitantes y los visitantes de Guanajuato Capital.

REGRESAR