Casa del Conde Rul y Valenciana

Concluida en 1800, es considerada uno de los ejemplos más puros del estilo Neoclásico en México.

Desde sus amplios ventanales observó el ilustre viajero y científico Barón Alejandro de Humboldt el empuje y la magnificencia de Guanajuato, aparte de elogiar la hermosa casa que fue su domicilio temporal durante su estancia en esta ciudad.

La documentacion de la construccion se ha perdido, pero por su estilo se atribuye al arquitecto celayense Francisco Eduardo Tresguerras.

La fachada es sobria y elegante. Tiene un balcón corrido, patio interior de cantera rosa y de proporciones bien concebidas. Realmente no tiene paralelo en su tipo.

Esta mansión forma parte de las magníficas casas reales que se construyeron en el centro de la ciudad. Su propietario fue uno de los más importantes mineros del virreinato. La Casa de los Condes Rul y Valenciana, es en si misma símbolo y recuerdo de la opulencia de esta ciudad durante la epoca del virreinato.

REGRESAR