Casa del Intendente Riaño

En el número 6 de la calle del Campanero se encuentra una larga mansión con fachada de cantera rosa.  Esta casa perteneció al intendente Juan Antonio de Riaño y Bárcena.

Cuando Riaño fue nombrado Intendente de Guanajuato en 1792, la ciudad vivía un auge impulsado por sus ricas minas. Militar de carrera y hombre culto y progresista, Riaño supo estar a la altura de su tiempo y trabajó para mejorar la vida de sus ciudadanos. Obras como la Alhóndiga de Granaditas eran prueba de ello.

En esta casa se celebraban tertulias donde se hablaba de las ideas liberales y de libertad que corrían por el mundo. Uno de los asiduos a estas reuniones era el propio Cura Miguel Hidalgo y Costilla, amigo personal de Riaño.

El Intendente Riaño murió en 1810. Fue una de las primeras víctimas de la lucha libertaria que emprendieran los mexicanos, pero su recuerdo perduró y su memoria se respeta. Su casa sigue en pie recordándonos al controversial personaje que vio por el engrandecimiento de la ciudad de Guanajuato.

REGRESAR