Cerro del Cuarto

Los orígenes de Guanajuato se remontan a las batallas que se libraban para resguardar a las minas de los chichimecas, por lo cual se construyeron cuatro presidios o fuertes para proteger a los mineros. Uno de estos fuertes se localizó en el Cerro del Cuarto, y se le dio por nombre Santa Fe.

Este fortín fue el que más se desarrolló y que dio origen a la vasta ciudad de Guanajuato que hoy conocemos. Para garantizar la salud de los trabajadores en las minas, que eran indígenas, se dispusieron Hospitales que además recibían a ancianos y niños para atenderlos. Casi todos estos Hospitales estuvieron en la ladera del Cerro del Cuarto, por lo que también se le denominó “Cuesta de los Hospitales”.

Hoy en día, esta glorieta y el mirador sirven para el tránsito de personas y vehículos hacia el centro de la ciudad, pero también sirven para trazar rutas para carreras de deportes como senderismo, atletismo o ciclismo de montaña.

Además, el mirador nos otorga una interesante vista hacia los demás cerros de Guanajuato donde podemos ver vestigios de las minas adyacentes, como la mina de Rayas y Mellado cuyos tiros persiguieron el trayecto de la famosa veta madre, la cual es una franja rocosa, rica en minerales que corre a lo largo de los cerros que rodean la ciudad.

REGRESAR