Glorieta de los Mineros.

Continuando nuestra entrada a Guanajuato, después de Noria Alta y el acceso a Pozuelos, encontramos esta glorieta adornada por un par de idealizados mineros de bronce con el torso desnudo en posición de trabajo: Uno sosteniendo un cincel que va a golpear el otro con un marro. Fueron esculpidos por Tomás Chávez Morado.

Estas figuras rinden merecido homenaje al trabajo que ejecutaron arduos mineros por generaciones en esta ciudad, gracias al cual se extrajeron toneladas de metales que han circulado alrededor del mundo y que dieron fama internacional al Real de Minas de Santa Fe de Guanajuato.

Desde este punto podemos continuar hacia la ciudad por los Pastitos o por Pozuelos, o subir hasta el mirador del Pípila por la Panorámica.

Lugar de referencia obligada para lugareños y visitantes, en su entorno encontrará a prestadores de servicios turísticos y guías, que ofrecen su trabajo a quien busca ubicarse dentro de esta histórica ciudad.

REGRESAR