Jardín de las Acacias

Durante el Porfiriato hubo un gran proyecto modernizador en México, el cual incluyó proyectos de parques y jardines, así como de alumbrado público de electricidad.

La ciudad de Guanajuato fue beneficiada con esta gestión de carácter nacional. Por ello, a finales del siglo XIX, Guanajuato se engalanó de hermosos paseos, como el de la Presa de la Olla. Uno de los jardines de este paseo fue el de las Acacias, el cual describían a principios del pasado siglo como “una rizada y verde alfombra”, con la colosal estatua de Miguel Hidalgo que en su centro se elevaba en la agreste decoración de los cerros circundantes. Se localiza entre las presas de San Renovato y de La Olla.

Son parte de gran atracción el cocodrilo y la víbora que se encuentran debajo de la entrada a la Presa de San Renovato. Fueron construidos junto con el Rincón Brujo y el faro a lo alto de la loma. A finales de los años treinta del siglo XX.

La estatua de Miguel Hidalgo quedó lista para el año de 1903, cuando Porfirio Díaz visitó la ciudad. La estatua tiene una mano extendida y la otra sobre el pecho, simbolizando la proclama de independencia nacional. Es de bronce y mide más de dos metros, siendo elaborada por el Gius Trabacchi.

REGRESAR