La Sierra de Santa Rosa

Yendo en la carretera a Dolores Hidalgo, encontramos el poblado de Puerto de Santa Rosa y el poblado de Santa Rosa de Lima. Estos asentamientos datan desde el siglo XVII y se mantenían de la explotación minera de los fundos cercanos. El Real de Santa Rosa reportó hace tres siglos alrededor de veintiocho minas en su jurisdicción.

El poblado tiene una interesante plaza a la cual se accede por medio de los contrafuertes de su templo, dedicado a Santa Rosa de Lima. La portada de esta iglesia es un ejemplo del barroco primitivo del Distrito Minero de Guanajuato y sus portones están ahí desde el siglo XVIII.

Santa Rosa de Lima presenta una de las tradiciones más arraigadas de Guanajuato cada año en el mes de octubre: La escenificación de la guerra de los indios tejocoteros, la cual se presentó por primera vez cuando el emperador Maximiliano pasó por este mineral cuando iba hacia Dolores Hidalgo, interesado en conocer el lugar donde inició la independencia de México.

Esta representación teatral se realizó frente al entonces gobernante con la finalidad de mostrarle cómo había sido el inicio de la gesta independentista y la toma de la Alhóndiga. A partir de entonces cada año se realizó la escenificación, siendo interrumpida durante la Revolución, y reiniciada en 1934 hasta la fecha.

REGRESAR