Mesón de San Antonio

Este mesón fue muy famoso como tal. Aquí se concentraban mineros, comerciantes y arrieros, intercambiando información, mercancías, ideas y dinero. Erigido sobre la bóveda del Río Guanajuato y en la ladera del Cerro de San Miguel, este alargado edificio de dos plantas es un símbolo de la vida popular de la ciudad en el siglo XIX.

Construido por Don Vicente Manuel de Sardaneta ―primer Marqués de Rayas―, el Mesón de San Antonio era el sitio mejor acondicionado entre los de su tipo y como hostería funcionó hasta entrado el siglo pasado. Luego se convirtió en una pensión, aprovechando sus muchas habitaciones y áreas de servicio.

Desde hace más de tres décadas es propiedad de la Universidad de Guanajuato, el recinto ha funcionado también como escenario teatral y suele ser una referencia entre ingenieros y arquitectos por su trazo, en el que destaca, además de su clasicismo, una pequeña alhóndiga de dos niveles que servía para almacenar granos.

REGRESAR