Museo de las Momias

Del Panteón de Santa Paula provienen los cuerpos momificados que se exhiben en este museo.  Según el reglamento del panteón, si no se contrataba la perpetuidad, se exhumaban los restos del espacio en donde se sepultaran.  Así fue, como al carecer de los registros de pagos pertinentes, en 1865 se extrajo el cuerpo del doctor francés Remigio Leroy. Ante el asombro de los sepultureros, el cadáver estaba momificado.

Así, fueron extrayendo más cuerpos en similares condiciones.  Hacia el año de 1870 se comenzaron a colocar las momias en una pieza de la administración del cementerio. Corría y la voz, y la gente empezó a visitar a las momias de manera clandestina, pero pronto se convirtió  en un atractivo popular de la ciudad.  No todos los cadáveres se momifican, aun cuando los hayan enterrado en nichos contiguos. Los viejos sepultureros observaron que los cadáveres cubiertos de carbón y cal son los que se momifican y los que se hallan en cajas de metal se conservan poco más de diez años.

Inicialmente las visitas para observar los cuerpos momificados se realizaban de manera informal y clandestina, pero la curiosidad del público fue en aumento

Hoy en día puede visitarse el museo que cuenta con más de cien momias en su espacio de exhibición.

REGRESAR