Museo del Pueblo

El Museo del Pueblo de Guanajuato se encuentra iniciando la Calle de Pósitos, llegando a él desde la Plaza de la Paz por el callejón del Estudiante.

Fue una de las múltiples propiedades que poseían los Marqueses de Rayas, propietarios del Real de Santa Fe, el cual fue el asentamiento minero más próspero por el que se le dio el título a la Ciudad de Guanajuato.

Se sabe de la existencia de este edificio desde 1696. Gracias al auge minero que tuvo la Mina de Rayas en el siglo XVIII, su dueño Vicente Manuel de Sardantea y Legaspi pudo remodelar esta vieja mansión familiar y adaptarla según el estilo de la época.

Dentro de este edificio se encuentra uno de los interiores barrocos más interesantes de la región en la capilla doméstica del Marqués. Se le atribuye la portada de cantera de este espacio a Felipe de Ureña, quien fue un prolífico creador en su tiempo.

En el siglo XX, los artistas José Chávez Morado y su esposa Olga Costa eligieron esta residencia para instalar ahí sus colecciones particulares de arte prehispánico, virreinal y moderno.

En 1979 el edificio, junto con las obras de arte que albergaban, fueron abiertos al público en forma de museo. Actualmente, además de las importantes obras de arte que resguarda, se llevan a cabo exposiciones cada tres meses, además de conciertos y conferencias en su interesantísima capilla barroca.

REGRESAR