Panteón Municipal

En1853, el ayuntamiento de Guanajuato acordó la construcción del Panteón Municipal, en la cima del Cerro Trozado.  Desde finales de 1860 se emprendieron los trabajos para continuar su construcción. Tanta era la demanda publica, que se empezó a utilizar desde el año siguiente aunque no estuviese completamente terminado.

La fachada del panteón presenta una portada neoclásica, con un arco de medio punto sobre jambas ceñidas y llanas con pilastras a los lados.  La parte superior del arco tiene un friso con doce cráneos tallados en cantera.

Es en este mismo lugar donde se descubrieron las famosas “Momias de Guanajuato”, que ahora se exhiben en el Museo adjunto a este panteón.

Aquí, se encuentran tumbas y monumentos de grandes héroes, así como humildes y sinceros recuerdos de generaciones de Guanajuatenses hacia sus antepasados.

REGRESAR