Plaza del Baratillo

Si ya está frente a la fuente de la plaza del Baratillo, adelante, tómese la foto. Está en uno de los iconos favoritos de la ciudad.

La fuente de estilo florentino ―rodeada diariamente de vendedoras de flores, verduras y quesadillas―, tiene un pedestal que sostiene cuatro peces fantásticos de bronce característicos del siglo XIX y el agua cae en una pila de cantera verde.

Antiguamente esta fuente presidía la Plaza Mayor o de la Paz, ahí se encontraba hasta que se cambió por el monumento de la Paz. En 1893 se decidió traerla a la plaza del Baratillo, donde hasta entonces hubo un pequeño mercado, en donde se compraban productos a precios económicos, por lo que entonces se le conoció con ese nombre.

Delimitada por casonas de la época colonial y principio de otros tantos callejones, la plazuela se denomina oficialmente “General Manuel González”, en honor del prestigiado militar que fuera Gobernador del Estado y Presidente de la República. Sin embargo, para todos aquí es simplemente “El Baratillo”.

REGRESAR