Presa de la Esperanza

Después de la Valenciana, continuando por la carretera hacia Dolores Hidalgo encontramos esta gran reserva de agua de la Capital. Para su construcción cientos de presos se pusieron a trabajar desde 1884 y por su esfuerzo, el General Presidente Porfirio Díaz, les concedió su libertad. Durante el siglo XVI se encontraba aquí el Real de la Esperanza.

El proyecto hidráulico fue del ingeniero Ponciano Aguilar, quien realizó grandes obras para la ciudad a finales del siglo XIX. Actualmente continúa siendo uno de los principales vasos de captación de agua, con una capacidad de 920 mil metros cúbicos.

Además, el espacio de casi dos hectáreas que ocupa la construcción de la presa, forma parte de una gran área natural protegida que alberga alrededor de siete especies de vegetación y habitan animales como el venado de cola blanca, el gato montés, zorrillos y murciélagos además de 170 especies de aves.

REGRESAR