Puente de Tepetapa.

Una de las estructuras más emblemáticas de la ciudad, que ha sido retratada y referenciada desde hace más de ciento ochenta años, es el Puente de Tepetapa.

Podemos observarlo desde que entramos al Centro Histórico con dirección a la calle Miguel Hidalgo o subterránea. Este puente fue construido para unir el Barrio de Tepetapa con la Ciudad de Guanajuato y completar el camino hacia Marfil.

Podemos pasar por encima de este puente pasando la Avenida Juárez y descubrir una de las mejores vistas de la ciudad, en la que veremos caseríos policromáticos sobre los cerros que rodean Guanajuato.

La cantera guanajuateña no podía faltar en esta monumental obra. Tiene un diámetro de diecinueve metros y fue uno de los primeros puentes con estas características en construirse dentro de la República Mexicana.

La obra original fue derribada a sugerencia del constructor Juan de Dios Pérez, quien lo redificó con las características que vemos hoy, pero que fue concluido el 26 de diciembre de 1835. Todo un testigo del tiempo y de la historia de la Ciudad de Guanajuato.

REGRESAR