Templo de los Hospitales

Casi escondido, a un costado de la monumental Universidad de Guanajuato y un poco más allá del Museo del Pueblo, está el Templo de los Hospitales. Este pequeño recinto es el más antiguo de los espacios religiosos de la capital y primera Parroquia de la villa.

Como bien se explica en su propia fachada, este templo era originalmente una capilla anexa del hospital para los indios tarascos que trabajaban en las minas. Este hospital lo mandó construir entre 1560 y 1565 el célebre Obispo de Michoacán, Vasco de Quiroga, y fue uno de los nueve hospitales de indios que mandó construir el religioso en el siglo XVIII en el territorio que ocupa actualmente el estado de Guanajuato.

Aquí se veneró a la Virgen de Guanajuato desde 1557, cuando llegó su imagen a la Nueva España, hasta 1696, cuando la patrona de la ciudad fue llevada a la actual Basílica. Justamente en lo más alto de la pequeña fachada del templo queda como recuerdo de aquella devoción una escultura de Nuestra Señora de Guanajuato, custodiada en cada lado por un ángel.

REGRESAR