Templo de Marfil de Abajo

Una vez establecido el Real de Marfil y ocupado el espacio que conformó, se dispuso la fundación de una parroquia. Originalmente este asentamiento fue únicamente en la parte baja junto al río, en el camino a Guanajuato.

La Antigua Parroquia de Santiago y San José fue alguna vez el centro del conjunto que se estableció y fue muy activo en sus actividades religiosas y sociales hasta ya avanzado el siglo XIX.

Se accede a él a través de un atrio con viejos árboles y bancas al rededor. Las portadas principal y lateral que vemos en la construcción, no son las originales, pero tienen características que las hacen muy interesantes.

Estos elementos fueron trasladados al edificio central de la Universidad de Guanajuato, mismos que podemos admirar en los accesos que se encuentran en la ex facultad de Relaciones Industriales. Se pensó que así tendrían un destino más digno al cambiar la sede parroquial al Templo de Marfil de Arriba.

Actualmente las portadas son una reinterpretación arquitectónica de las que existieron inicialmente. Todo el conjunto fue restaurado a partir de 1990 y para ello, se involucraron en los trabajos a un equipo de profesionales y a la población del lugar, a través de una asociación civil.

Se realizaron obras como la reposición de pavimentos, intervención de la cúpula, reconstrucción de los anexos, integración de las piezas faltantes en la puerta de la fachada principal y lateral; además se reconstruyó la fuente y se construyeron dos nuevos puentes que unen todo el conjunto: el de la Bajada de Santa Ana y el del Hospital.

REGRESAR