Templo de Pardo

Este templo es uno de los más apreciados por la feligresía capitalina guanajuatense desde hace varios siglos. Originalmente era tan solo una capilla techada con vigas de madera dedicada a la Virgen de Guadalupe.

Fue erigida a principios del siglo XVII en el interior de la hacienda de beneficio llamada Nuestra Señora de Guadalupe de Pardo, la capilla pronto ganó en fieles y en 1868 se decidió convertirla en un templo de mayores dimensiones.

De arquitectura barroca, destaca su estilizada torre campanario. Pero lo que más llama su atención es la hermosa portada de su fachada que originalmente perteneció a la iglesia de San Juan de Rayas y que fue trasladada aquí piedra por piedra en el año de 1945. En el interior tiene una capilla de estilo neoclásico del siglo XIX dedicada a la Virgen de Lourdes y un atrio irregular que lo hace ver más peculiar.

REGRESAR