Universidad de Guanajuato

Los antecedentes de la Universidad de Guanajuato se remontan al siglo XVIII, cuando  los jesuitas fueron designados en una Real Cédula emitida por el rey Felipe V por petición del Ayuntamiento de la ciudad de Guanajuato como encargados del Colegio de la Santísima Trinidad creado a iniciativa de Doña Josefa Teresa de Busto y Moya ayudada por miembros prominentes de la sociedad guanajuatense, entre los que destacan don Pedro Lascuráin de Retana. Era el año de 1732 cuando instalaron el primer hospicio. Educaron bien y a fondo, y se ganaron el respeto de la gente. Cuando los jesuitas fueron expulsados de todo el Reino de España en 1767, el Colegio cerró sus puertas por algunos años, hasta que los felipenses se instalaron en los mismos lugares reabriendo otra vez sus aulas, bajo el nombre de "La Purísima Concepción".

En 1827 se inició un ambicioso proyecto educativo para el Colegio, emitiendo un decreto en el que se estableció que la educación superior debía ser costeada por el Estado. Se reformó el edificio y se implementaron una biblioteca pública y una colección de mineralogía. En 1945 fue elevado al rango de Universidad de Guanajuato. El 20 de agosto de 1955 se inauguró el nuevo edificio contiguo al Colegio original, esta última edificación se ha convertido en el símbolo de la universidad y está construido en cantera verda de la región y se aprecia en su parte frontal una escalinata de escala monumental. En los últimos treinta años, la Universidad ha crecido en dependencias, escuelas, alumnado y personal, teniendo que ampliar sus instalaciones tanto en Guanajuato como en otros lugares del estado. No es menor, una historia de 265 años al servicio de la educación, tiene bien merecidos su importancia y su prestigio.

REGRESAR